Mes: marzo 2019

El Juvenil A consiguió una victoria sufrida frente al Gimnàstic de Tarragona en el primero de los tres match-ball que jugará esta semana. En un partido muy disputado, los hombres de Moisés Hurtado llevaron la batuta y no fue hasta el segundo tiempo que llegó la diana espanyolista de las botas de Nico.

En un inicio eléctrico, los porteros fueron los protagonistas de los primeros minutos de juego. El primero en exigir el portero rival fue Pau Martínez con un disparo seco que salvó Cheik estirándose a la base del poste. Acto seguido, los guantes de Fortuño fueron los encargados de evitar el 0-1 en una excelente intervención en un mano a mano con Guillem. Si bien el control fue para los hombres de Hurtado, los tarraconenses tampoco se arrugaron y el portero perico volvió a salvar a su equipo en una nueva intervención. Los blanquiazules pusieron una marcha más antes del descanso y tuvieron opciones para liderar el marcador. La más clara fue un remate de Nico que hizo volar a Cheik cuando ya se cantaba el gol.

El empuje del final del primer tiempo se mantuvo en la reanudación, pero se volvieron a encontrar con el portero visitante como muro inexpugnable. Jofre inauguró la reanudación con un disparo potente que rechazó el portero visitante, Nico tampoco tuvo la suerte de cara en su nuevo intento y Cheik volvió a lucirse en un remate de Óscar Gómez. Los pericos estaban poniendo cerco a la portería rival y lograron traspasar la línea de gol, pero el árbitro decidió anularlo por presunto fuera de juego. Finalmente, después de picar mucha piedra, llegó la recompensa. Nico recibió en la frontal y desde allí clavó el balón en la escuadra con una buena rosca. El tanto afianzó aún más el dominio perico que, pese a tener opciones, no incrementó su renta. A falta de dos partidos decisivos a domicilio, el Juvenil A despidió la competición doméstica en la Ciudad Deportiva Dani Jarque con este triunfo.

Ficha técnica:

Juvenil A: Fortuño, Benítez, Carmona, Alejandro, Genar (Sanchís, 87’), Villahermosa, Pau Martínez (Aokai, 90′), Roger García, Óscar Gómez (Kenneth, 66’), Nico (Coll, 76’) y Jofre.

Gimnàstic de Tarragona: Cheik, Sandoica, Álvaro, Aleix, Sanz, Verdejo, Guica (Zakaria, 75’), Adrián López (Barroso, 78’), Guillem, Bernat (Cid, 55’) y Alcazar (Ximenez, 82’). 

Goles: 1-0, Nico (64’).

Árbitro: Sr. Òscar Sauleda Torrent. Amonestó a Cid (89’). 

Incidencias: Unas 300 personas en la Ciudad Deportiva Dani Jarque. 

Después del partido ante la Real Sociedad, Eli, Paloma y Salvador Jaspe han hecho un balance del duelo ante las cámaras de Espanyol TV.

Eli ha sido la protagonista del partido, quién ha empatado consiguiendo el 1 – 1 en el minuto 67, mostrándose inconformista: “Muy contenta con el gol, pero me quedo con una sensación agridulce porque podríamos haber metido otro, pero mejor vale el punto que nada”.

Por su parte, Paloma, la capitana, ha manifestado que tras haber marcado, el equipo “ha cogido la moral que le faltaba” y que, a pesar de haber tenido alguna ocasión más “no ha podido ser pero el punto es lo importante”.

Un punto vital con el que el RCD Espanyol lleva sin perder cinco partidos seguidos. Salvador Jaspe ha declarado que la línea de trabajo es la que están siguiendo “para subir más en la clasificación”.

Lluís López tuvo una nueva oportunidad de jugar con el primer equipo en un escenario complicadísimo. Sin embargo, el joven defensa blanquiazul reconoce que el derbi se resume en que “tuvimos un partido muy sólido en defensa. Quisimos tapar todos los huecos al rival para que no tuvieran muchas ocasiones y tratamos de jugar a la contra para generar nuestras ocasiones. Las sensaciones finales fueron buenas, pero el resultado no fue el que esperábamos. El equipo compitió bien, plantó cara y eso es lo que nos satisface”.

Una de las notas más destacadas del derbi fue la presencia de cuatro jugadores de la cantera en el equipo titular. Un detalle que no se le pasa por alto. “Se está demostrando que el club está trabajando bien en la base y que podemos subir jugadores al primer equipo. Es un orgullo poder defender a tu equipo y hacerlo con compañeros con los que vienes jugando desde pequeño”, comenta.

En cuanto a su situación personal, a caballo entre el primer equipo y el filial, señala que “intento centrarme en trabajar y en ayudar al equipo. Esta es la clave: centrarme en lo que te toca hacer. Soy consciente de que soy jugador del ‘B’ y he de ayudar donde me pidan y hacerlo lo mejor posible”.

El primer equipo femenino del RCD Espanyol de Barcelona alargó una semana más su racha de partidos sin conocer la derrota en un empate muy disputado frente la Real Sociedad. El equipo de Salvador Jaspe tuvo que levantar un gol inicial de las visitantes, pero las blanquiazules no perdieron la cara al partido y se hicieron con el dominio del juego. Eli empató a veinte minutos del final un partido donde las jugadoras de Jaspe hicieron méritos para empotar un botín mayor.

El técnico espanyolista ya alertó en la previa del peligro de las atacantes visitantes y desgraciadamente necesitaron poco tiempo para confirmar sus palabras. En apenas la primera llegada, cuando los dos equipos aún se estaban tanteando, las donostiarras se adelantaron con un remate de Palacios. Las pericas respondieron al 0-1 a través de la posesión del balón, aunque sin encontrar posiciones francas para probar el disparo. Si bien el control fue perico, las visitantes necesitaban poco para crear peligro y en la media hora, Itxaso tuvo el 0-2 en un tiro demasiado cruzado. No obstante, las pericas presionaron en el tramo final y el empate pudo llegar antes del descanso con un disparo de falta directa de Torrodà, pero a diferencia de la pasada jornada, en esta ocasión la falta se marchó rozando la escuadra.

Jaspe movió el banquillo en el descanso para dar entrada a Julve y Brenda, buscando sorprender por velocidad a las defensoras visitantes. Las pericas siguieron dominando, pero pusieron una marcha más al partido y comenzaron a merodear el área rival. El empuje perico dio sus frutos a poco más de veinte minutos para el final, Eli cazó un balón en la frontal y no perdonó a Quiñones con un disparo potente para hacer el empate. Las pericas no se conformaron con el premio del 1-1 y siguieron buscando el área donostiarra. En el último suspiro del partido, Berta tuvo la victoria en un remate que tocó el larguero y botó sobre la línea de gol, pero la suerte no sonrió a las pericas.

Ficha técnica:

Femenino: Mimi, Berta, Inés, Baudet (Brenda, 60’), Eli, Dulce, Katherine, Paula Moreno, Elba, Ainhoa Marín (Julve, 46’) y Torrodà (Paloma, 72’).

Real Sociedad: Quiñones, Maddi, Etxezarreta, Itxaso, Palacios, Eizaguirre, Cardona (Ohiana, 54’), Baños (Chini, 76’), Bautista (Nahikari, 76’), Soldevila (Beltrán, 81’) y Mendoza. 

Goles: 0-1, Palacios (7’) y 1-1, Eli (67’).

Árbitra: Sra. Amy Peñalver Pearce (C. Balear). Amonestó a Katherine (35’); Baños (37’), Paula Moreno (54’), Madi (76’) y Beltrán (90’).

Incidencias: Unas 600 personas en la Ciudad Deportiva Dani Jarque.  

Alrededor de 800 aficionados chinos disfrutaron el sábado con el derbi entre el FC Barcelona y el RCD Espanyol en el Shanghái Sky Banquet.

La fiesta estuvo organizada por LaLiga, con la colaboración de los dos clubes catalanes y la Superliga china (CSL), y en ella los seguidores de ambos equipos disfrutaron del derbi a través de una pantalla gigante.

Esta acción se enmarca en el interés de promoción de LaLiga Española en el mercado chino, en el cual el RCD Espanyol de Barcelona tiene una presencia destacada como consecuencia del fichaje de Wu Lei, que fue objeto de atención por parte de los aficionados pericos.

En esta jornada, el club blanquiazul estuvo representado por el director de Sponsoring, Hospitality & New Business, Antoni Alegre. La entidad obsequió a todos los presentes con camisetas y merchandising del club. 

Joan Francesc Ferrer, Rubi, ha destacado la labor defensiva de su equipo en el derbi ante el FC Barcelona aunque ha lamentado no tener más posesión en ataque. “Estoy satisfecho porque el equipo ha salido convencido de que iba a lograr algo importante. Defensivamente hemos conseguido incomodar a nuestro rival y hemos estado a un buen nivel. En la parte defensiva hemos hecho un partido casi perfecto, pero en la parte ofensiva no hemos estado tan bien como nos hubiese gustado”, ha declarado Rubi.

El técnico ha insistido en que “vinimos con la idea de incomodar al Barcelona y de atacar, pero es muy complicado porque es un rival que presiona mucho. Hemos perdido algunas pelotas cuando hemos querido salir a la contra. El plan era intentar tener un poco más la pelota, pero no es fácil”.

Rubi ha explicado que ha apostado por una línea de cinco en defensa porque “vimos que el Girona se llevó un punto, el Betis consiguió ganar y equipos como el Rayo o el Valladolid hicieron buenos partidos. Hemos trabajado diferentes alternativas para intentar ganar”.

 

El Espanyol estuvo muy cerca de lograr un buen resultado en el Camp Nou. Los de Joan Francesc Ferrer Rubi consiguieron minimizar a su rival que apenas tuvo opciones para marcar y no acabó de sentirse cómodo sobre el césped. Sin embargo, una acción desafortunada permitió a los azulgranas adelantarse en el marcador a poco del final. Messi acabó con las opciones de puntuar en una contra.

Fue casi como una insinuación, pero Rubi dejó entrever en la previa del partido ante el Barça que modificaría algunas cosas. Hasta que no apareció el once inicial no se pudo ver que el técnico apostaba por protegerse defensivamente, juntar líneas y confiar en la corpulencia de Borja Iglesias en ataque para proteger la pelota hasta que recibiera ayudas, y en la movilidad entre líneas de Melendo.

Resguardando el centro de la defensa, el técnico apostó por dos flechas en las bandas, Rosales y Pedrosa para sumar los mismos esfuerzos que sus ‘sosias’ azulgranas. Regalar espacios no parecía una buena opción a un equipo capaz de crearlos en una baldosa.

Con esos pequeños detalles, el Espanyol aguantó durante muchos minutos a un Barcelona que no inquietó especialmente la meta de Diego López, salvo con un par de chuts de Rakitic y de Suárez que salieron desviados y un prodigiosa mano de Diego López enviando ‘in extremis’ un balón rebotado en Víctor Sánchez.

Ese fue el bagaje de los primeros 45 minutos en los que los blanquiazules también se acercaron a la meta de Ter Stegen con relativa insistencia pero sin la precisión necesaria. Al menos había que intentarlo.

Tras el descanso, el Espanyol pareció querer dar un paso adelante en ataque, pero el Barcelona, también. Melendo buscó la estirada de Ter Stegen y Messi (en fuera de juego) obligó a Pedrosa a sacarla sobre la línea.

Valverde comenzó a hacer cambios y Malcom provocó una nueva estirada de Diego López.  Rubi también optó por oxigenar el ataque y dar minutos a Sergio García y Wu Lei. En ese ‘impasse’ de partido, Messi se encontró con una falta al borde del área de esas que tanto le gustan. Y quiso colocarla mansamente alejada de Diego López, pero se encontró con la cabeza de Víctor Sánchez casi en la línea de fondo, que acabó en el fondo de la portería. El Espanyol intentó reaccionar en el tramo final sin excesivo acierto. Messi, en los compases finales, sentenció el partido.

Rubi tiene claro que el equipo ha de salir al Camp Nou plenamente concentrado y confiando en sus posibilidades. El técnico blanquiazul ha insistido una y otra vez en un mensaje positivo y en la idea de que se vea “un Espanyol reconocible sin miedo al rival, pero también a un Espanyol que no irá con el florero en la mano”.

El optimismo del técnico se ha concentrado en la idea de que “si ganamos allí sería una dosis de energía, de alegría, de optimismo. Sería el día más feliz de mi vida como profesional. Es un error pensar que la Liga está terminada. Hay que luchar hasta el último minuto. Quedan muchos puntos y hemos de tener esa ilusión”.

Asegura que tiene un plan y que espera “aplicarlo al 100 % y mantenemos la intención de hacer algo importante”, aunque no olvida que delante tiene “un rival que te obliga a dar un nivel altísimo para sumar puntos o para ganar. Tenemos que cuidar los detalles porque nos van a exigir mucho”.  En cualquier caso, insiste en que “tenemos un vestuario que saldrá al mil por mil. Estamos convencidos de lo que podemos hacer. He visto a los jugadores que han trabajado muy bien y tenemos el convencimiento de dejarlo todo mañana en el Camp Nou. En el fútbol puede pasar de todo”.

Apunta que aún no tiene ultimada la alineación “porque quiero ver cómo llegan los jugadores de los partidos internacionales. En la primera vuelta noté mucha diferencia en el tema físico entre ambos equipos”. 

Sobre las alusiones de Piqué en las últimas horas ha comentado que “el vestuario está muy concentrado en el partido y nuestro club ya se ha posicionado. Nosotros tenemos valores más importantes como la humildad”. 

Por otro lado, entiende que la presencia de Wu Lei en el partido de mañana haya generado una enorme expectación en su país y apunta que “hemos de aprovechar todo lo que nos pueda ayudar. Esto es un Barcelona – Espanyol, no un Messi – Wu Lei. Son dos jugadores diferentes. Wu nos ha aportado velocidad y facilidad para generar ocasiones de gol. Lleva poco tiempo con nosotros y hemos de dejarle tranquilo”.

El RCD Espanyol de Barcelona visitará el Camp Nou este sábado para enfrentarse al FC Barcelona. En la previa del derbi, que coincide con la jornada número 29 del campeonato de Liga, los entrenadores de ambos equipos han protagonizado la fotografía institucional como antesala del partido.

La cordialidad ha presidido un encuentro en el que Joan Francesc Ferrer, Rubi, y Ernesto Valverde han podido compartir unos minutos en el escenario del partido. Mañana, a las 16:15h, se reencontrarán ya con el balón en juego en el derbi.

El primer equipo femenino del RCD Espanyol se enfrenta este domingo a la Real Sociedad (Ciudad Deportiva Dani Jarque, 11h) en uno de los mejores momentos de la presente temporada. El equipo de Salvador Jaspe, que se encuentra en una zona muy cómoda en la clasificación, buscará la tercera victoria consecutiva tras derrotar al Sevilla y al Athletic Club de Bilbao.

“Estamos en una dinámica muy positiva y no queremos dejar de ganar. En cualquier caso, esta semana nos toca rebajar la euforia porque tenemos un partido muy importante y no podemos fallar”, ha declarado el entrenador blanquiazul, Salvador Jaspe. “La Real Sociedad está en la final de la Copa de la Reina, viene a entrenar este sábado a la Ciudad Deportiva: está claro que no vienen a pasar el rato. Por lo tanto, tenemos que salir muy mentalizados”, ha razonado Jaspe. En este sentido, el preparador blanquiazul ha comentado que es un rival “muy vertical” y ha subrayado que “su delantera se mueve bien y es muy peligrosa y cuenta con un centro del campo muy fuerte. En cualquier caso, nosotros estamos con confianza y trabajaremos para llevarnos el partido e ir al campo del Rayo Vallecano con más tranquilidad”.

Una de las claves para proseguir con la buena racha será continuar con el acierto goleador. “Estamos trabajando mucho las finalizaciones desde nuestra llegada. Hemos intentado priorizar los aspectos ofensivos por encima de los defensivos, porque tenemos mucha gente con gol. Estamos potenciado esta faceta del juego y se está notando en todos los partidos”, ha manifestado.

Jaspe ha insistido en que “desde que llegamos al equipo buscábamos que las jugadoras creyesen en ellas mismas y hemos sido capaces de lograr resultados positivos. Necesitamos seguir en esta línea hasta final de temporada y acabar en la mejor posición posible.

Scroll to top